Escríbenos Te llamamos
Mándanos un mailMándanos un mail
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado
Menu
chat WhatsappTeléfonocómo llegar

Distribuciones

Detalles

Si te estás preguntando cuándo hay que cambiar la correa de distribución, debes saber que la respuesta se encuentra en el libro de mantenimiento de tu vehículo. 

Todos los fabricantes recomiendan un kilometraje máximo, a partir del cual es necesario sustituir la correa de distribución. En algunos modelos se trata de 60.000 km, en otros pueden ser 150.000 km.

No obstante, estas cifras son meramente indicativas, teniendo en cuenta unas condiciones normales de conducción. Sin embargo, si sueles conducir en entornos urbanos, es recomendable que acortes el kilometraje en un 20% pues la correa seguirá funcionando aunque el coche esté detenido en los semáforos y pasos de peatones.

Aunque no hayas recorrido muchos kilómetros, los fabricantes recomiendan igualmente revisar la correa de distribución cada cinco años en busca de muescas, grietas o decoloración que indiquen un desgaste. De hecho, debes saber que la correa está fabricada, básicamente, de caucho, goma y nylon, un material que envejece y se deteriora. Obviamente, el clima también le pasa factura a la correa de distribución, sobre todo las temperaturas extremas y una elevada humedad ambiental. En esos casos, es mejor ser precavidos y revisar el estado de la correa cada cuatro años.

Cinco signos que indican que deberías cambiar la correa de distribución

1. Grietas en la correa. Si una inspección visual desvela que la correa tiene grietas, ha llegado el momento de cambiarla. Estas pueden indicar que la correa es muy antigua, aunque también pueden aparecer debido a una tensión o alineación inadecuada. De hecho, si solo se encuentran en el reverso de la correa, pueden estar causadas por una temperatura de trabajo muy alta.

2. Ruido en la transmisión. Si escuchas un ruido inusual en la transmisión, es probable que la tensión sea incorrecta. A veces basta con ajustar la tensión pero en otros casos será necesario cambiar la correa de distribución.

3. El coche vibra. Si mientras el coche está detenido con el motor encendido notas una vibración inusual, es probable que se deba a que la correa está en mal estado, por lo que los pistones y las válvulas están pagando las consecuencias.

4. Dificultad para arrancar. Si el coche tarda más de lo usual en arrancar y escuchas un ruido extraño, es probable que se deba a la correa de distribución, sobre todo si ya tiene varios años.

@page { margin: 2cm } p { margin-bottom: 0.25cm; direction: ltr; line-height: 120%; text-align: left; orphans: 2; widows: 2 } a:link { color: #0563c1 }

5. Brillo inusual. Cuando la correa tiene un aspecto demasiado brillante en algunas zonas, casi siempre se debe a una mala alineación o una tensión incorrecta. Si el brillo se aprecia en los bordes, será necesario comprobar la alineación, pero si se nota en los dientes, es probable que la tensión sea demasiado alta o que el engranaje no sea adecuado.

Leer másLeer menos
Distribuciones: Servicios de Flexiauto Racing
Consúltanos por Whatsapp
Solicitar más información
Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted

haz clic para copiar mailmail copiado